Cube Maniak

Cube Maniak 1.3

La descarga ya no está disponible. La causa podría ser que el programa haya sido descatalogado, por un problema de seguridad o por alguna otra razón. Puedes descargar estas alternativas:

Diversión ochentera aplicada al cubo

Antes de que se implantara el estrés en España llegó su mejor remedio, el cubo de Rubik. Aunque nació en Hungría, el invento nos llegó, como tantas otras cosas, desde la orilla de los dólares. Los norteamericanos que ya iban como locos nos dieron la medicina al mal de los noventa (y del 2000) como anticipo. El resultado: horas y horas de diversión dándole vueltas a un cubo al que le acababan faltando la mitad de los colores. Ver descripción completa

Útil
6

Antes de que se implantara el estrés en España llegó su mejor remedio, el cubo de Rubik. Aunque nació en Hungría, el invento nos llegó, como tantas otras cosas, desde la orilla de los dólares. Los norteamericanos que ya iban como locos nos dieron la medicina al mal de los noventa (y del 2000) como anticipo. El resultado: horas y horas de diversión dándole vueltas a un cubo al que le acababan faltando la mitad de los colores.

Ahora no tendrás que preocuparte porque las piezas se desgasten. De hecho podrás mezclar los lados hasta 5000 veces en un segundo. Si así lo deseas, en la parte inferior un contador te mantendrá al tanto de los movimientos que llevas ejecutados.

En el apartado de configuraciones tendrás ocasión de determinar el ángulo del ratón, los botones para interactuar con el cubo e incluso el nivel de detalle. Para mover las piezas, elige uno de los botones del ratón (por defecto, el derecho) y utiliza el otro para cambiar de vista. Si prefieres continuar en otro momento, graba la partida.